miércoles, 7 de julio de 2010

Suicidio.-

"Había decidido terminar todo esa noche. Esta vez no fallaría: la nota, la cuchilla, la bañera casi llena; tocó el agua pero estaba demasiado caliente, muy caliente. Mientras esperaba decidió tomar la última copa de champagne. Bajó al bar.

      Dios entendió con este gesto que le daba una oportunidad y le envió a un angel. Al llegar, allí estaba, sentado entorno a aquella mesa, disfrazado de pirata.


 
Se sintió atraída por aquellos expresivos ojos oscuros y una sugerente sonrisa. Inocentemente se sentó a su lado y pidieron champagne.

Una hora más tarde ya estaban en la bañera compartiendo el agua tibia."


-Orador, orador ¿y el angel?.- Interrumpió aquel oyente.


-"¿El angel?, jajajaja; ¡pregúntale al pirata!"


Boas noites.
20570

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡¡Menudo pirata!!, que bien le hizo el cuento a la pobre suicida para llevarla a la bañera.
Por cierto ... ella ¿sigue viva?.

Saludos genio.

SPB - Lagos de Teixero. O retorno

Mañanciña de mtb Lagos de Teixeiro Style con cerca da cuarentena de klm. en donde non todos tiñamos o día ideal; tal vez traído por a noit...