lunes, 28 de noviembre de 2011

III Portomarín Trophy; bikers en la niebla.

Caras de avituallamiento.

El pobre de mí , (bis), ya se acabó la III de Portomarín.-


Concluyó la III edición de esta quedada ya clásica entre los bikers que se dan cita a finales de año para recorrer los increíbles parajes y entornos que nos regala Portobike, un gran aficionado a juntar buenas gentes en estos sus territorios de contínua exploración.

Participación.-

En esta edición, además de su habitual personal de asistencia en ruta con Zule a la cabeza, nos recibió una cerrada niebla que dió el único toque de frío y humedad que tubo la estupenda, cálida y emotiva jornada que se prolongó, para algunos incondicionales, hasta horas del día después. Más de sesenta participantes salimos del entorno del Mirador, lugar que nos reuniría para la comida final.

Fué destacable la gran formación de participantes que presentaron el grupo de las Karacolas que para algunos, incluido el Ilmo. alcalde de Portomarín, fueron las participantes protagonistas del día que, además, quiso homenajear y que dieron el toque de alegría y risas en todo momento, ¡que buen rollo se gastan!. Su calidad y forma física, sobre la bici, gana de año en año.

La ruta.-

Pues como suele ser ya habitual con opción A y opción B, esta última con tremendo encando y partes enxebres con una  inicio de tranquilo ascenso y a partir de su ecuador bajadas con pedroleo  que ponen a punto el equilibrio. El paso por el poblado castro-romano de Castromaior dió el toque cultural y distinción que te transportaba a otros tiempos y a otras vidas que bien pudieron ser las nuestras.
Poco después un nutrido avituallamiento con un magnífico chocolate promovido por el Mirador y perfectamente atendido por Sra J.Piñeiro y Zule; además  frutas, tartas Ancano, isotónicos, agua, etc, que tentaba a permanecer. La niebla nos volvió a poner en marcha para continuar con un auténtico mundo MTB al más puro estilo Portomarín. Caminos, senderos, bajadas a "fuego", pedroleo y entornos de cancelas de vida ... lugares idílicos en torno al pantano con algunos pasos de porteo y transporteo que hicieron las delicias del grupo de 17 que decidimos hacer la B.
 


El final y la comida.-

Perfectgamente diseñado al llegar a Portomarín  los integrantes de la ruta B en unido pelotón llegamos junto a los primeros de la otra ruta. Después del lavado de bicicleta y la generosa ducha ya nos sentamos a compartir mesa y mantel  entre cocido, anguilas, chuletones y lo que cada uno pudo y quiso ir cogiendo al paso de los atentos camareros, todo regado con tinto Mencía da Ribera Sacra.


El otro final.-


La sobremesa se prolongó hasta que el reloj de los chupitos paró de funcionar mientra las conversaciones inagotables se iban sustituyendo sin pedirse permiso. Llegado el momento de cerrar el día y antes de llegar a las exaltaciones de la amistad partimos con el firme propósito de apoyar lo que ya es otro sueño de un hombre que se empeñó en juntarnos  cada año en Portomarín con la escusa de la IV Portomarín Trophy; habrá que estar.

Gracias Porto, Gracias Zule, Gracias Karacolas, Gracias a todos.




Boas noites.


Maismar.
41555

RESTO DE FOTOS:AQUI

domingo, 20 de noviembre de 2011

Karacolas hacia III Portomarín Trophy 2.011.-

(c) Logo Comando Karacola.

        Bueno, no sé si algo tarde, pero como se está hablando del evento internacional del próximo fin de semana - La III Portomarín Trophy - en donde las Karacolas ocupan un lugar de priviligio, incluso la organización pone a su disposición escuderos oficiales,  os tengo que decir a todas y a todos los Comando Karacola que:

No te puedo prometer la RUTA más
larga
esa la estás haciendo ahora;
tampoco la más
bella
aunque queda tando por descubrir;
tampoco la más
sencilla
aunque el final es todo en bajada;
tampoco la más
cultural
aunque visitarás una viejo poblado romano-castrexo
de vivencias y convivencias variopintas;
pero te puedo prometer
un bonito cuento
un bello cuento de la corte del Rey Arturo
donde se cuenta lo que realmente le gusta a
las mujeres.
Además, nos vamos a ayudar a revivir momentos
mucho momentos de risa;

momentos KARACOLA 2.011

¿no te vas animar?

Bo día.

Maismar.
40955

domingo, 6 de noviembre de 2011

La del retorno.-



21 reencontrantes nos dimos cita en la Puerta de San  Pedro para salir de manera puntual a realizar la clásica del domingo. En el grupo fueron destacables las animaciones a cargo de Furón y las contínuas conversaciones en momentos de descanso y reagrupamiento. Del pelotón habitual se echó en falta a Lucho747 que comentaron que está pasando unas jornadas de reposo en unas islas del Pacífico Sur.

Las nubes y Ella.-
      El cielo la trajo a Ella en la primera hora aunque sólo vino  a saludar y enseguida se fué; alguno ni se enteró. Las nubes y el sol  fueron los auténticos protagonistas de la mañana con una temperatura muy agradable para estas épocas del año.

Incidentes.-
     Caida sin consecuencias de Jacobo a pesar de su gran aparatosidad visual y que las Gemelas resumió con un: foise contra un pau.
     La complicidad de la Francesita hizo que, a intervalos aproximados de una hora, forzase un descanso haciendo descender la presión de su rueda trasera. Al final la Cube de Picos también se unió al momento "dame aire atrás".   Más desagradable fué el comportamiento de la Flecha Dorada de Furón que mantuvo un contínuo y desabrido ruido durante toda la mañana, su propietario la justificaba con un desgaste de rodamientos



Ruta.-
      La idea inicial era no acumular demasiado desnivel para que algún lisiado, ya casi recuperado, pudiera completar el recorrido sin penalizar su falta de forma y fondo; la idea estaba en buenas manos, no habría fallo. Esta ruta concebida por el Maestro todos la pudimos realizar sin lamentar ninguna debilidad, aunque el cansancio se fué acumulando y trajo las ganas de volver a casa a pesar de este bello recorrido por Pena Rubia y Ombreiro Infinito con foto de rigor en el Geodésico; el ritmo de marcha ya fué cosa de cada uno.



El día en sensaciones personales.-
      Al fin llegó el día más esperado: he podido dar las primeras pedaladas después de más de tres meses de parón por convalecencia; en estos casos es cuando te das cuenta de que lo primero es lo primero y si falta la salud el resto está entre otras prioridades situadas a distancias astronómicas.
      Ayer desde después de la cena empezaban a liderar las sensaciones un montón de nervios hasta que esta mañana estaba completamente preparado para salir a pedalear, esto me pareció sensacional; mantener la misma sensación por este deporte que la de aquel día de la primera excursión del colegio.
      Las impresiones sobre la marcha también eran buenas pero me tenía que ir reprimiendo para no hacer las habituales "salidas de pista" o el descenso de algún cortado que iba apareciendo al borde del camino; en fin, quedarán para próximas salidas. Otra buena impresión fué no tener que poner el pié en ningún momento, algo que aunque hoy estuviera justificado igualmente destestaría; cierto que no hubo grandes desniveles aunque el Maestro siempre inserta en sus rutas algunas zonas de equilibrio, aún a pesar de llevar convalecientes o lisiados entre sus discípulos, realmente sabe lo que nos gusta.

Las Fotos.


Boa noite.

Maismar.
40452

martes, 1 de noviembre de 2011

Entre difuntos.-

       Día frío, llueve, en ocasiones el sol se hace el protagonista realzando el auténtico color de las cosas; sobre todo, el intenso color de las flores blancas; tan intenso que, a veces, parecen tener luz propia entre brillos de strass.

Es el último día de octubre; aquí en el Norte es siempre idéntico, año tras año nada cambia desde hace muchísimos años; es un día especial, estamos todos juntos.

En otros tiempos los recursos eran mínimos y los bienes escasos; la creatividad y la tradición eran los valores más sencillos de asimilar y allí estaba yo, cerca de una cocina encendida mientras los duros tallos de aquellas brillantes flores blancas iban entrando en un armazón redondo formado con paja envuelta en grandes hojas verdes y tapizado con trozos de musgo; al clavarse hacían un sonido cálido, suave e inconfundible. Todo olía a verde, a un intenso color verde de monte mezclado con el aroma peculiar de las  flores de difuntos.

Ayer fué idéntico: la lluvia, los rayos de sol, el frío, el tapiz de musgo y el sonido de los tallos en la paja. Vuelven los tiempos de mínimos recursos y bienes escasos en donde la tradición y la creatividad son los valores a transmitir para estar en este día todos juntos entre los difuntos y los otros.


Boa tarde.

Maismar.
40288