jueves, 24 de junio de 2010

Diploma a la Convivencia a T.-


            Ayer a T le concedieron en su clase el Diploma a la  Convivencia por saber convivir impecablemente entre todos sus compañeros. ¡¡ME ENCANTA!!. Creo que es el mejor reconocimiento que puede tener, no solo un alumno, sino cualquier persona en esta sociedad crispada y llena de prejuicios. Es  el mensaje de confianza que hace que cualquier padre o madre puede tener de esa persona a la que has querido dedicar tu vida y lo mejor de tu  tiempo y, sabes, que eso es lo que debes de seguir haciendo. No sabía que existía esa condecoración, si condecoración, por que me parece muy importante; mucho más que la mejor de las calificaciones en cualquier asignatura que es lo que solemos exigir por vivir en este mundo de compety.  Realmente la calificación que a cualquier padre y madre le gusta saber de su hijo es esta:  es saber que detrás del notable de mates o del bien de Lingua e sobresaliente de Plástica o del  Notable general, hay algo más grande que se está formando: una persona, y en este caso una gran persona. Creo que es algo que en cualquier curriculun se debiera pedir; calificación en Convivencia, y vas tú y enseñarás:  Matricula de honor con diplomatura.

         La convivencia, que fácil y que difícil de mantener  en todo momento, sobre todo en este mundo que  hacemos estresante y  precipitado con absurdas prisas y  apuros; en donde es imposible estar conforme con todo el mundo. Saber ser abogada  hasta en las causas perdidas, sabiendo comprender y calmar al culpable y, algunas veces, haciéndole reconocer. Eso es ejemplar.

        También es cierto que si hay alguien en este mundo con derecho a ese premio es T, sin duda alguna.  Lo bien que sabe “capear” los temporales y las reprimendas que en momentos oportunos, pocos,  son necesarias  para corregir actitudes o hechos reprochables; mientras muchos se alterarían y protestarían echando más leña al fuego, ella sabe escuchar, digerir y aguardar ese tiempo necesario para que eso se asimile, todos nos tranquilicemos y vuelva la calma a bordo; luego continúa un  trato afable y  el carácter amigable y hostil que antes de la reprimenda, un carácter que la define.  En otras ocasiones  de crisis o tensión, en donde muchas y muchos, incluyo adultos, se pondrían histéricos e históricas ella mantiene una calma propia sólo de esa abuela tranquila que siempre sabe que, al final, todo sale bien; incluso en “situaciones al filo de lo imposible”, ¡que situaciones!, jajajja, pero que bien me lo paso con ella, jaajjaaja

         Quede aquí mi reconocimiento y admiración a T, esta persona con la que comparto los buenos momentos de mi vida. Este diploma, aunque para el año no se lo concedan en el cole, para mí  lo tendrá  por siempre. Que no lo pierda, cosa que confío que nunca ocurrirá. No cambies. Ah! En caso de no haber conseguido los objetivos que pusimos al principio de curso, por esto, habrías ganado igualmente esas vacaciones prometidas.


¡¡Enhorabuena diplomada!!!


Un bico de teu pai.

PD: Ah! Onte tamén, no escenario do teatro de Meira, vinte como no teu medio natural. Moi ben, perfecto!!!  Sigue así.

19780

5 comentarios:

T dijo...

Bow!!
Me encanta como escribes, y más si lo haces hablando así de bien sobre mí (:

Gracias papá!!

Anónimo dijo...

Hoy que el trepidante ritmo que nos impone la vida diaria nos ha llevado a generar niños de mantequilla, relaciones fracasadas, distanciamientos sin sentido; hoy que abundan las cosas; hoy me emociona ver que todavía hay papis y mamis capaces de inculcar a sus hijos valores como la "Convivencia" a pesar de la constante falta de tiempo de la que solemos quejarnos y a pesar de muchas cosas más. T, permíteme que felicite a tus papás por haberte enseñado todo eso que te ha hecho merecedora de un "diploma a la convivencia". Tú, sigue así!!! (pero no olvides las mates eh!)
Besos, Keiko

FURON dijo...

Noraboa, non fixo falta ceivalo can...

Marin dijo...

Vexo que aproveitas as novas plantillas do Blogger. Noraboas e bicos a T

Anónimo dijo...

Noraboa a T, e noraboa ó seu pai que tan orgulloso está da sua filla. bicos ós dous e vémonos na Mariña. Ó papá de T. que non esqueza o horto. Bicos papá.