domingo, 7 de noviembre de 2010

Botillos en Cubillos.-

     Entretenido viaje tanto en la ida como en la vuelta donde se habló de hacer una nueva sección en el club. Aunque esto tiene que ir asentando para ser una realidad, lo que es cierto es el consenso de que sería la sección más amplia.

Al punto de encuentro pronto fueron llegando, amigos y conocidos con sus recepciones y novedades para dar paso a la sensacional mañana por aquellas tierras bercianas con inmejorable compañía donde en algún momento nos sorprendió sol. La ruta, tanto en bici como a pie, partía con un ligero retraso pero el buen hacer de caminantes y ciclistas logró que la llegada fuera puntual. El recorrido nos iba mostrando estupendos paisajes al tiempo que iba desgastando nuestras limitadas fuerzas. Al final nos esperaban castañas recien asadas que ayudaban su viaje con una rica cerveza. La que se retrasó hoy fue Ella que llegó en el último momento y se quedó sólo un rato.

Entrada ordenada y cautelosa a la carpa para llenar los platos con el gran protagonista de la jornada y sus acompañantes. Del alboroto inicial  en minutos se pasó a un esperado y justificado silencio sólo interrupido por algún "échame más vino" o "déjame la navaja", frases que, afortunadamente para su interlocutor no necesitaban respuesta oral.


Cumplimos la estrategia prevista por Lagarto Berto y fuimos a dos paradas pues los repostajes eran completísimos.

 Al final: cafés, chupito, contos, cantos, gaitas, gaiteiros, abrazos y besos fueron los que nos empujaron a la siempre difícil despedida de aquellas gentes que cada vez nos tratan mejor y  nos hacen sentir partícipes de sus buenos momentos.

Excepcionalmente, pues nunca me gusta hablar de ausencias;  tengo que reconocer que este año tuve un momento para el recuerdo de algunas insustituibles faltas;  aunque no voy mencionar sí es cierto que formaban parte importante de aquella fiesta y que alguna será difícil de recuperar.

Imperdonable sería no mencionar  las nuevas incorporaciones, las grandes y las pequeñitas que  aportaron sus momentos de saber estar o de "estoy aquí" entre risas, sonrisas y llamadas de atención.

Viaje  de vuelta con parada a medio camino para reunir al equipo entre gratificantes y olorosas infusiones que nos trajeron al relax y al regreso a casa.

Boas noites.
25861

2 comentarios:

Rx 8 dijo...

Algunas faltas son imperdonables....lo se...pero a veces tambien necesitamos estar lejos, para saber si de verdad echamos algo de menos ó si alguien nos echa de menos...

Un saludo Pirata
RX8.

Kortomaltes dijo...

Bueno, seguiremos con el "hay mas dias que sandias"....pronto coincidiremos en alguna.

SPB - Lagos de Teixero. O retorno

Mañanciña de mtb Lagos de Teixeiro Style con cerca da cuarentena de klm. en donde non todos tiñamos o día ideal; tal vez traído por a noit...